VALORES

Dignidad: Respetamos la dignidad de cada mujer embarazada que atendemos y también la vida del no nacido, que tiene su propia dignidad y derecho a una existencia.

Excelencia: Ofrecemos altos niveles de servicio, tanto para la madre, el bebé y los padres adoptivos.

Integridad: Defendemos la vida desde el inicio, respetando siempre la voluntad de la madre.

Compasión: Brindamos un ambiente de amor y esperanza a cada chica, sin juzgar su situación sino respaldando la decisión por la vida.

Prudencia en la Administración: Actuamos siempre con honestidad en todos nuestros procesos.